Resumen y análisis de Un mundo feliz

Resumen y análisis de Un mundo feliz

[kkstarratings]

Un mundo feliz o Brave new world es una obra literaria escrita por Aldous Leonard Huxley.

Este libro más que una historia de ciencia ficción es una crítica a la sociedad de su época.

En la novela te adentrarás a un mundo avanzado tecnológicamente, utópico y muy controlado.

El punto fuerte de Un mundo feliz es conocer la manera en la que una sociedad logró crear una utopía, donde todos son felices aun cuando sus trabajos son los más sucios y pesados.

Antes de comenzar con el resumen te citaré uno de sus mejores diálogos, que describe muy bien todo lo que verás:

«Actualmente el mundo es estable. La gente es feliz; tiene lo que desea, y nunca desea lo que no puede obtener. Está a gusto; está a salvo; nunca está enferma; no teme la muerte; ignora la pasión y la vejez; no hay padres ni madres que estorben; no hay esposas, ni hijos, ni amores excesivamente fuertes. Nuestros hombres están condicionados de modo que apenas pueden obrar de otro modo que como deben obrar».

Resumen de la historia de Un mundo feliz

Excursión en el Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres 🏢

El libro comienza con un grupo de estudiantes haciendo una excursión en el Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres.

Guiados por el Director, les va explicando cómo es el proceso de condicionamiento que reciben los niños antes y después de existir.

En este mundo las personas no nacen, sino que son incubadas y clasificadas en cinco grupos, que son:

  • alfa
  • beta
  • gamma
  • delta
  • épsilon

A cada casta el Centro le establece características propias del grupo. Por ejemplo, los alfas son personas muy inteligentes y de buena apariencia física, mientras que los épsilons son estúpidos, feos y enanos.

Para lograr esto, utilizan métodos peligrosos como agregar alcohol o disminuir el oxígeno a todos aquellos que no sean alfas.

También utilizan otros métodos cuando son bebés o niños como la hipnopedia, choques eléctricos, sonidos estruendosos, entre otros.

Las personas no reciben conocimientos de historia, por ejemplo, no saben quién es Dios, Jesús, Shakespeare… además de que destruyeron las pirámides, museos y todas las obras arquitectónicas del pasado.

A todos se les inculca la promiscuidad (incluso los niños a corta edad tienen juegos eróticos), aceptar la muerte, ser consumidores y otras ideas como:

«Todo el mundo pertenece a todo el mundo».

Las personas de aquí solo se ocupan de la tarea para la cual fueron condicionados, y el resto de sus conocimientos son pobres o nulos.

Por ejemplo, si alguien es condicionado para ser mecánico no tiene idea de cómo plantar una planta, coser, tocar un instrumento… a menos de que sea alfa, y ni siquiera ellos son conocedores de muchas cosas.

Si están en contra de la civilización son llevados a una isla alejada o vigilados.

El Director les explica a los alumnos que han avanzado tanto que pueden crear noventa y nueve épsilons mellizos todos idénticos.

Luego, inesperadamente, llega Mustafá Mond, uno de los Inventores Mundiales (un Inventor Mundial es como un presidente).

En su encuentro les explica a todos cómo se construyó la actual sociedad y por cuántas cosas tuvieron que pasar.

Antes de terminar esta parte, quiero destacar que en el libro adoran a Henry Ford como una especie de dios. Henry fue quien dio comienzo al nuevo mundo.

A veces, en vez de decir «¡por Dios!» dicen «¡por Ford!».

Trabajos en la Planta de Incubación 🏥

Luego de enterarnos cómo es este nuevo mundo, nos presentan algunos protagonistas de la novela.

Al principio conocemos a Bernard Marx, un psicólogo alfa-más peculiar ya que a diferencia del resto de alfas, es feo.

Mide al menos ocho centímetros menos que el resto y tiene la apariencia de un gamma. Por esta deficiencia Bernard es rechazado por el resto y recibe burlas constantemente.

En el libro es un personaje muy raro que se siente esclavizado por su condicionamiento.

Luego está Lenina Crowne, una beta-más muy guapa. Que siente cierta atracción por Bernard, a pesar de su rareza.

Y por último está Helmholtz Watson, otro alfa-más amigo de Bernard que se siente desdichado y tiene planes de escribir algo que cause placer.

A diferencia del psicólogo Marx, Helmholtz es muy guapo y ha tenido sexo con decenas de mujeres. De hecho, en su aparición lo vemos rechazando a un grupo de chicas que le piden tener una orgía.

En las vacaciones Bernard le pide a Lenina que vaya con él a la Reserva Salvaje y esta, después de un tiempo, acepta.

Viaje a la Reserva Salvaje ⛺️

La Reserva Salvaje se encuentra en Nuevo México. En ese lugar habitan personas retrógradas (indios) que nunca han tenido contacto con el mundo moderno.

Antes de ir a la Reserva Bernard tiene que pedirle permiso a su jefe. Este se lo concede y le confiesa que él una vez fue allí con una chica beta-más.

Esta chica se perdió y, al no poder encontrarla, tuvo que regresar solo a casa.

Cuando llegan al asentamiento de los indios Lenina se siente asqueada por lo que ve: suciedad, ropas desgastadas, desorden, rituales brutales… y le pide a su amigo irse de ahí, aunque no acepta.

Por alguna razón, Bernard se sentía atraído por las cosas que estaba viendo.

Aparición de John (el Salvaje) 🐵

Cuando Bernard y Lenina terminaron de ver el ritual que consistía en azotar a un indio mientras daba vueltas por una fogata, ambos regresaron a su habitación.

Minutos después llegó un indio llamado John diferente al resto: era blanco, culto y guapo. Los tres entablan una conversación y John le cuenta a sus compañeros su historia.

Les dice que su madre viene del otro mundo. Una vez había venido con un hombre, cayó por una colina, se desmayó y nunca fue rescatada.

John es rechazado por ser de otro color, además de que su madre tiene sexo con casi todos los hombres (lo cual para ella es normal) y la catalogan como una ramera.

Bernard siente interés en la vida de John porque de cierta forma tienen cosas comunes. Así que le dice que lo sacará a él y a su madre de la Reserva.

Para lograrlo tuvo que llamar a Mustafá Mond y decirle que sería un experimento interesante llevarlos a la sociedad, lo cual acepta.

John (el Salvaje) en el mundo civilizado 👨🏻

Al llegar al mundo civilizado John comienza a hacer comparaciones y ver las desventajas de lograr un mundo feliz.

Él y Lenina tienen una conexión y se empiezan a gustar, sin embargo, el Salvaje lee las obras completas de Shakespeare y sigue los pensamientos del dramaturgo.

Es por eso que a pesar de que Lenina quiere tener sexo con él, siempre la rechaza.

Linda, la madre de John, es fea y asquerosa a los ojos de los demás. Como no es posible volverla a incorporar a la sociedad se hace adicta al soma.

El soma es una droga que puede curar más de diez estados emocionales como la tristeza, ira, depresión, miedo… que las personas consumen regularmente.

El médico dice que Linda morirá pronto por su excesivo consumo de soma. Esto al resto no le parece importante ya que todos aceptan la muerte como un hecho, menos John.

John comienza a sentirse incómodo en el mundo civilizado y se hace amigo de Helmholtz.

John le lee los escritos de Shakespeare mientras que Watson lo escucha atentamente con el fin de inspirarse y escribir algo único.

Por otro lado, Bernard comienza a exhibir al Salvaje como si fuera un animal exótico. Bernard de un día para otro se convierte en una celebridad y cambia su vida.

Lo vemos siendo alguien más egocéntrico, popular y teniendo sexo con muchas mujeres. A pesar de esto, es alguien pretencioso que solo recibe un buen trato por ser «dueño» del Salvaje.

Un día Bernard le quiere presentar el Salvaje a una persona muy importante y John no acepta ir a la fiesta.

Debido a ese rechazo Bernard pierde toda la reputación que había ganado, y comienza a ser infeliz como al principio de la historia.

Muerte de Linda ⚰️

Un día Lenina le cuenta a su mejor amiga Fanny Crowne todo lo que había hecho para tener sexo con el Salvaje y cómo sus planes aún no tenían éxito.

Después de hablar con ella decide tomar varios gramos de soma para ganar valor e ir a la casa de John y acostarse con él.

A solas en la habitación, John le dice a Lenina que haría cualquier cosa por ella para demostrarle su amor. Pero Lenina no podía comprender sus palabras.

En Un mundo feliz cualquiera puede tener sexo con quien sea, basta con pedírselo. Las muestras de amor era algo abstruso.

John está loco por Lenina, pero en la Reserva no se puede tener sexo con una mujer si aún no se han casado.

Lenina, debido a su condicionamiento, solo busca acostarse con él y tener placer. Así que empieza a desnudarse y a besar al Salvaje.

Repentinamente John se enfada mucho con su amada y comienza a gritarle «ramera» y a amenazarla con matarla.

Lenina, asustada, se esconde en el baño. Hasta que John recibe una llamada para ser notificado de que Linda estaba agonizando.

Minutos después de que el Salvaje llegara al hospital, Linda muere y John piensa que es su culpa.

Luego entran un grupo de mellizos épsilons a la sala para condicionarse a la muerte. Todos ven al Salvaje triste y llorando pero nadie entiende por qué.

John, que tampoco comprende por qué los niños están felices, piensa que se están burlando de la muerte de su madre. Aunque nadie crea que la muerte sea horrible, para ellos es como dar los buenos días.

Y por más mal que se siente John, nadie lo apoya. Entonces comienza a empujar a los niños más molestos y sale de la habitación.

Encarcelamiento 🚔

En la planta baja del edificio ve cómo un grupo de empleados deltas se reúnen para recibir su ración diaria de soma (ya que ellos no tienen posibilidad de obtenerla por sus medios).

Al Salvaje le parece ridículo y expresa que las personas están siendo prisioneras de esa droga. Así que les dice al grupo que los quiere liberar, y comienza a arrojar la droga por una ventana.

Esto provoca que los empleados se exalten y comiencen a atacarlo. Luego llegan Bernard y Helmholtz que se sorprenden al ver la escena.

Sin embargo, Helmholtz, riendo, va a apoyar al Salvaje, dándole puñetazos en la cara a los deltas.

Entonces llega la policía, calma los conflictos con un agua especial y se lleva a los tres amigos. Mientras que los empleados hacen una orgía.

Charla con Su Fordería Mustafá Mond 🤵🏻

Los tres amigos son llevados a la oficina de Su Fordería Mustafá Mond para hablar con él. Ahí les dice que serán reportados a una isla completamente aislada de la civilización.

Bernard, al escuchar esas palabras, actúa como una persona pusilánime y le dice a Mustafá que él no tiene nada que ver con los otros dos. Por su desesperación, es trasladado a otra sala para recibir una ración de soma.

En la habitación Mustafá le comienza a decir al resto que la ciencia es mala, o, mejor dicho, que había que saberla utilizar para no destruir todo el proceso que habían logrado.

Les cuenta que en años anteriores él había sido un gran científico; de los mejores. Pero fue capturado y le dieron la opción de ser llevado a una isla o trabajar por la felicidad de la sociedad.

El Inventor, obviamente, tomó la segunda opción: comenzó a trabajar para que el resto fuera feliz.

Mustafá le confiesa a John y a Helmholtz que ir a la isla es lo mejor que les pudiera pasar. En ellas hay personas que se revelaron con la ideología del mundo y son muy interesantes.

Se podría decir que las personas de la isla piensan iguales que las de nuestro mundo.

Después John y Mustafá comienzan a hablar sobre los dioses, la sociedad, por qué son así… y tienen una conversación interesante que te muestro a continuación:

Conversación entre John y Mustafá Mond
«¿Por qué, si se puede conseguir, no se limitan a fabricar Alfas-Doble-Más?

Mustafá Mond se echó a reír.

—Porque no queremos que nos rebanen el pescuezo —contestó—. Nosotros creemos en la felicidad y la estabilidad. Una sociedad de Alfas no podría menos de ser inestable y desdichada. Imagine una fábrica cuyo personal estuviese constituido íntegramente por Alfas, es decir, por seres individuales no relacionados de modo que sean capaces, dentro de ciertos límites, de elegir y asumir responsabilidad. ¡Imagíneselo! —repitió.

El Salvaje intentó imaginarlo, pero no pudo conseguirlo.

—Es un absurdo. Un hombre decantado como Alfa, condicionado como Alfa, se volvería loco si tuviera que hacer el trabajo de un semienano Epsilon; o se volvería loco o empezaría a destrozarlo todo. Los Alfas pueden ser socializados totalmente, pero sólo a condición de que se les confíe un trabajo propio de los Alfas. Sólo de un Epsilon puede esperarse que haga sacrificios Epsilon, por la sencilla razón de que para él no son sacrificios; se hallan en la línea de menor resistencia. Su condicionamiento ha tendido unos raíles por los cuales debe correr. No puede evitarlo; está condenado a ello de antemano. Aún después de su decantación permanece dentro de un frasco: un frasco invisible, de fijaciones infantiles y embrionarias. Claro que todos nosotros —prosiguió el Interventor, meditabundo— vivimos en el interior de un frasco. Mas para los Alfas, los frascos, relativamente hablando, son enormes. Nosotros sufriríamos horriblemente si fuésemos confinados en un espacio más estrecho. No se puede verter sucedáneo de champaña de las clases altas en los frascos de las castas bajas. Ello es evidente, ya en teoría. Pero, además, fue comprobado en la práctica. El resultado del experimento de Chipre fue concluyente».

«—Bueno, si usted quiere, puede llamarlo un experimento de reenvasado. Se inició en el año 73 d.F. Los Interventores limpiaron la isla de Chipre de todos sus habitantes anteriores y la colonizaron de nuevo con una hornada especialmente preparada de veintidós mil Alfas. Se les otorgó toda clase de utillaje agrícola e industrial y se les dejó que se las arreglaran por sí mismos. El resultado cumplió exactamente todas las previsiones teóricas. La tierra no fue trabajada como se debía; había huelgas en las fábricas, las leyes no se cumplían, las órdenes no se obedecían; las personas destinadas a trabajos inferiores intrigaban constantemente por conseguir altos empleos, y las que ocupaban estos cargos intrigaban a su vez para mantenerse en ellos a toda costa. Al cabo de seis años se enzarzaron en una auténtica guerra civil. Cuando ya habían muerto diecinueve mil de los veintidós mil habitantes, los supervivientes, unánimemente, pidieron a los Interventores Mundiales que volvieran a asumir el gobierno de la isla, cosa que éstos hicieron. Y así acabó la única sociedad de Alfas que ha existido en el mundo».

John, a pesar de escuchar todos los argumentos del Inventor, le dice que él prefiere ser libre. Libre de estar triste y experimentar cualquier sentimiento.

Bernard y Helmholtz son llevados a una isla sin el Salvaje para continuar un experimento.

Así que John le pide a Mustafá que lo deje en un faro desolado.

Refugio de John en el faro💈

Las intenciones del Salvaje eran hacer un huerto y vivir de él. Por lo que comienza a limpiar el terreno y a sembrar.

Frecuentemente John se castiga a sí mismo para «purificarse». Estos métodos de purificación consistían en vomitar, azotarse, abrazar arbustos con espinas…

Cierto día unos hombres civilizados vieron cómo John se azota a sí mismo. Y se lo contaron a la radio, quienes rápidamente acudieron al lugar.

El periodista de la radio le pidió al Salvaje que le contara más sobre el látigo y su estilo de vida, pero John no estaba dispuesto a aceptar y le pidió que se marchara dándole un puntapié en el trasero.

Días más tarde llegaron más periodistas con ganas de entrevistarlo, aunque seguían obteniendo rechazo por el Salvaje.

En ese tiempo un hombre grababa escondido todo lo que hacía John. Su mejor vídeo es una escena de varios segundo donde el Salvaje se está azotando y corren hilos de sangre por su espalda.

El vídeo fue convertido en una película muy exitosa.

Gracias al éxito de la película John se convierte en una atracción turística y decenas de personas van a verlo en sus helicópteros.

En coro todos le piden que saque el látigo, le arrojan chicles, golosinas, comida, etc, y se burlan de él.

John les grita que se marchen, pero todos lo ignoran.

De la multitud de helicópteros desciende uno y sale una chica muy hermosa con los brazos abiertos. Esta mujer se trataba de Lenina.

Al verla, John se enfurece de nuevo con ella porque, aunque fuera para él una prostituta, seguía en su mente y la amaba.

Le volvió a gritar que era una ramera y comenzó azotarla mientras que el resto de las personas, excitados por lo que estaban presenciando, hicieron una gran orgía.

Al día siguiente John despertó y recordó todo lo que había hecho. Así que se sintió muy culpable y subió a lo más alto del faro.

El libro termina con John atormentado por la culpa colgado de una viga del faro, con sus pies moviéndose de un lado a otro a causa del viento.

Análisis del libro Un mundo feliz 👀

Mientras pensaba cómo haría el análisis de este libro llegó a mí la importancia de recalcar que no podemos condenar los métodos que esta sociedad hace para asegurar la felicidad.

Esto se debe a que nosotros no estamos condicionados para aceptarlos. Lo que para ti es una locura, para ellos no.

El hecho de no existir la familia o de no poder decidir nuestro futuro es algo que simplemente no podemos asumir, pero sería distinto si nuestra sociedad no fuera como lo es ahora.

Un mundo feliz nos muestra una de las tantas maneras que hay para crear una utopía, aunque al adentrarse en ella pareciera una distopía.

Pero esto en parte se debe a que, como indicó Mustafá Mond, para asegurar la felicidad de dicha sociedad tuvieron que sacrificar muchas cosas.

Como la ciencia, el arte, la literatura y otros conocimientos que han establecido las «reglas» de nuestro mundo.

La participación de John en la obra es interesante para tener una referencia de cómo sería si alguien como tú o yo estuviéramos dentro del libro.

Dicho lo anterior, quiero pasar a algo más importante, y se trata de entender por qué esta sociedad es tan estable y feliz.

Para eso utilizaré la noción de los siete pecados capitales. Como muchos saben, los siete pecados capitales son vicios que tienen las personas.

Y estos vicios crean acciones nefastas, como las guerras, robos, asesinatos, entre otros.

En esta obra de Aldous Huxley, desde mi punto de vista, erradica cada uno de esos vicios. Míralo de esta manera:

Lujuria

La lujuria es ese deseo exacerbado que sentimos de tener relaciones sexuales. Este vicio es imposible de que exista en Un mundo feliz.

Todos pertenecen a todos.

Si quieres tener sexo con alguien basta con pedírselo, pautar fecha, hora, lugar y ya está.

Gula

La gula es el apetito desmedido de comer o beber algo. En el libro no hablan mucho sobre este tema.

Sin embargo, si alguien se siente ansioso, siempre tiene el soma a su alcance para liberarse de esta sensación.

Y si la persona no es libre de tomar soma cuando quiera, como es el caso de los épsilons, entonces no cuenta con la capacidad intelectual suficiente para comprender esta emoción.

Avaricia y envidia

La avaricia es el afán de poseer riquezas por placer sin compartirlas con nadie. Y la envidia es el enojo o tristeza que siente alguien al querer lo que otro tiene.

Sobre estos puntos las personas no pueden ser avariciosas ni envidiosas porque fueron condicionadas para que no lo sean.

Si alguien quiere obtener riquezas, debe ganárselas de una u otra forma, ya sea siendo honrado trabajando o despreciable haciendo cosas malas.

Pero ¿cómo elegirían una opción si solo fueron condicionados para cumplir una tarea? Aunque se revelaran, no sabrían qué hacer, porque no cuentan con los conocimientos necesarios sobre otras áreas.

Nadie es un inversionista, a menos de que su condicionamiento lo precise. Por otro lado, nadie es avaricioso ni los líderes son corruptos.

Las personas no conocen la avaricia ni la envidia y no les interesan las riquezas. Piénsalo de esta manera, ¿para qué alguien quiere ser rico? Para tener sexo, drogas, lujos, viajes…

Y todos esos deseos son fáciles de alcanzar. Por ejemplo:

  • sexo: ya lo expliqué
  • drogas: está el soma que es legal y se consume sin tabú
  • lujos: desde niños se les enseña a desechar cualquier objeto que tengan para comprar uno nuevo. Así que siempre tienen cosas nuevas y mejores
  • viajes: la tecnología de este mundo es inverosímil. Los viajes a cualquier país son asequible y solo demoran minutos

¿Cómo podría existir la avaricia o la envidia con estas condiciones de vida?

Pereza

La pereza es la falta de ganas de trabajar o de hacer cosas. Hay una parte en el libro donde mencionan que cuando las personas aún son fetos, les inyectan una vacuna en contra de la pereza.

Por tanto, nadie es perezoso.

Ira

La ira es el sentimiento de enfado muy grande y violento. Generalmente nadie se enfada porque todos son felices.

No tienen problemas en su trabajo, en el amor, con su pareja… realmente no tienen ningún tipo de problema, además de que la mayoría de las cosas las compran y no tienen que hacerlas.

En el caso de las castas más altas, como los alfas y betas, tienen sirvientes épsilons o deltas que son felices de servirles porque para eso fueron condicionados.

Si alguien se enfada por cualquier cosa, siempre puede tomar un gramo de soma.

Soberbia

Por último está la soberbia, un sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos.

En Un mundo feliz nadie se siente superior a nadie porque de niños tienen enseñanzas con hipnopedia donde se les inculca que todos son importantes, independientemente de la casta a la que pertenezcan.

Un alfa no se siente superior a un épsilons porque sabe que la sociedad está tan avanzada gracias a ellos.

Tampoco se siente superior a otro alfa porque entiende que el condicionamiento asegura la estabilidad en la sociedad. Y que nadie decide qué quiere ser, simplemente lo es.

Visto el análisis de esta manera, se puede comprender, al menos eso pienso, por qué la sociedad de Un mundo feliz es estable y feliz.

Como puedes ver, es una excelente obra literaria que sabe cómo erradicar algunos vicios de las personas.

Personajes más importantes de Un mundo feliz 👩🏻‍ 👨🏻

Bernard Marx

Bernard Marx es un psicólogo alfa-más peculiar. Tiene la apariencia de un gamma y es rechazado por muchos de sus compañeros de trabajo.

Es una persona muy rara que prefiere hacer las cosas a solas. Siempre lo vemos triste y prisionero de su condicionamiento.

Siente atracción por Lenina, una compañera de trabajo, y se molesta al escuchar cómo otros hombres hablan de ella.

Por rebelde es deportado a una isla alejada de la civilización.

John (el Salvaje)

John es un indio que vive en la Reserva Salvaje de Nuevo México. A diferencia del resto, es blanco y culto. Así que no es bien aceptado por la comunidad.

Su madre, Linda, le enseñó todo lo que pudo, como leer. John tiene las obras completas de Shakespeare y las lee con frecuencia.

Cuando es llevado a la civilización se da cuenta de que no le gusta y prefiere estar solo.

Poco tiempo después de que muera su madre es arrestado y luego liberado en un faro desolado.

John, conocido como «el Salvaje», está enamorado de Lenina y se recrimina por eso. Este personaje se suicida por ser un traidor a sus ideales y por las malas experiencias que tuvo con las personas que iban a verlo.

Lenina Crowne

Lenina es una joven muy guapa que siente atracción por la rareza de Bernard. Un día acepta una invitación de ir con él a la Reserva Salvaje en sus vacaciones.

En la Reserva Lenina se siente incómoda por lo brutal que era esa sociedad. Después conoce a John e intenta, en varias ocasiones, tener sexo con él, aunque sin obtener éxito.

Helmholtz Watson

Helmholtz es un hombre muy apuesto que ha tenido sexo con más de trescientas mujeres en su vida.

Comparte algunos sentimientos con Bernard y por eso son buenos amigos. Su deseo es escribir algo apasionado, aunque no halla las palabras adecuadas.

Cuando conoce a John se hace amigo de él y, en sus charlas, descubre que sí se puede escribir algo único.

Por rebelde es deportado a una isla alejada de la civilización.

Su Fordería Mustafá Mond

Mustafá Mond es el Interventor mundial de Europa Occidental.

Su aparición en el libro es importante para dar detalles más profundos de la sociedad. En sus tiempos de juventud fue un gran científico.

Mustafá es quien «castiga» a Bernard y Helmholtz por su exceso de personalidad deportándolos a una isla en Islandia.

Henry Ford

Henry Ford es quien dio inicio a la ideología en la sociedad. Automatizando los procesos, eliminando tabúes, creando métodos de enseñanzas, etc.

En la obra es tratado como un dios.

Conclusión y crítica de la novela Un mundo feliz

Un mundo feliz es una novela que empieza fuerte mostrándonos una sociedad utópica y cómo la han logrado.

En las primeras líneas es súper interesante por lo extraño que suena todo. ¿Electrocutar niños? ¡Qué locura!

Después aparecen personajes que mueven la trama de buena manera. Sin embargo, cuando viajan a la Reserva Salvaje, la novela, en mi opinión, se va pico abajo.

Deja de ser tan atractiva como en un inicio y continúa así hasta que John y Mustafá conversan. Y lo que sigue también es un poco tedioso de leer.

Te dejo una referencia de cuánto podrías tardar en leerlo:

  • comedores de libros: de 2 a 3 días
  • personas más normales: de 6 a 10 días
  • personas ocupadas: de 10 a 15 días

Un mundo feliz se lo recomiendo a personas mayores de veinte años. Toca temas profundos que no podrían ser completamente entendidos en la adolescencia.


¡Y ya está! Eso es todo el resumen y análisis de Un mundo feliz de Aldous Leonard Huxley. Considero que el argumento del libro es muy profundo.

Y lo más probable es que mi análisis no sea el mejor de todos. Por eso te invito a leerlo.

Si ya lo hiciste cuéntame qué te pareció. ¿Consideras que una sociedad así sería totalmente estable y feliz? ¿Por qué?

¡Espero tus opiniones en los comentarios!

[kkstarratings]

Stevenpro7

Hola, mi nombre es Steven

Deja un comentario

Cerrar menú