Stevenpro7

Resumen y análisis de Rebelión en la granja

Resumen y análisis de Rebelión en la granja
5 (100%) 1 vote[s]

Rebelión en la granja es un libro del escritor inglés George Orwell.

Esta obra es una fábula satírica que criticaba fuertemente al gobierno soviético de Iósif Stalin, quienes intentaron corromper el socialismo.

Algo interesantísimo del libro es que fue muy difícil que una editorial lo publicara. Esto se debía a que para aquel entonces hablar mal de Rusia o del gobierno soviético no era bien visto.

Y las personas que lo hacían recibían rechazos, además de que eran censuradas.

A Orwell esto no le importó e hizo todo lo necesario para que su libro fuera publicado. En una parte del prólogo dice:

«Si la libertad significa algo, es el derecho de decirles a los demás lo que no quieren oír».

Lo que más me gusta de este libro es la forma en la que describe cómo una sociedad puede ser doblegada por sus semejantes.

El otro punto fuerte de Rebelión en la granja es ver cómo los líderes de la sociedad son corruptos, mentirosos, dictadores y solo buscan su propio bien.

Si vives en Venezuela, como yo, te vas a reír, pero con rabia. Porque ¡todo lo que está escrito son las mismas artimañas que hacen nuestros corruptos gobernantes!

Antes de continuar con el resumen quiero dejarte el diálogo que más me gustó de la novela:

«—Nada de sentimentalismo, camarada —gritó Snowball, de cuyas heridas aún manaba sangre—. La guerra es la guerra. El único ser humano bueno es el que ha muerto».

Snowball.

(Jajajajaja yo no me meto con ese cerdo 😂🤣).

Resumen de la historia de Rebelión en la granja

Sueño de Mayor 🐖

El libro comienza con Mayor, un viejo cerdo semental, que cree que va a morir y quiere darle su sabiduría al resto de los animales.

Así que pauta una reunión justo cuando Jones, el dueño de la granja, estuviera durmiendo, para hablarles, además de su estado físico, de un sueño que había tenido.

Antes de contarles su sueño, Mayor le dice a sus compañeros que los humanos son un problema.

No dan leche, no ponen huevos, son perezosos y matan a los animales para comer, cuando hay terreno suficiente para sembrar alimentos y ser vegetariano.

Los humanos, en general, causan sufrimiento a los animales. Ningún animal es libre de morir de vejez, ya que antes de eso es llevado al matadero para utilizar su carne, piel, órganos y huesos.

Mayor le pide a sus compañeros que se unan para derrotar al enemigo y ser libres, y que luego de hacerlo jamás debían parecerse a ellos.

Luego les cuenta que en su sueño había recordado una vieja canción llamada «Bestias de Inglaterra». Después todos exaltados comienzan a cantarla hasta que Jones se despierta.

Tres días después Mayor muere.

En los tres meses siguientes tres cerdos (los animales más inteligentes), Napoleón, Snowball y Squealer hicieron reuniones secretas para establecer las reglas de algo llamado Animalismo.

Rebelión en la Granja Manor 🕊

La doctrina del Animalismo comenzó a esparcirse por la granja. Algunos animales la entendieron o la apoyaron mientras que otros no.

Hay animales que piensan que sin los humanos no podrían vivir. Y por si fuera poco, Moses, el cuervo, que es fastidioso, chismoso y no hace nada, siembra ideas locas como que sobre las nubes hay un mundo al que van los animales muertos y crece azúcar de los árboles.

Así que los cerdos tienen que lidiar con el cuervo y los rechazos de otros animales para establecer el Animalismo en la granja.

Un día, Jones llega borracho a su casa. Mientras que sus peones, flojos como él, se olvidaron de la alimentación de los animales.

La ira de los animales, ocasionada por el hambre, hace que rompan el almacén de la comida y despierten a Jones y a los suyos.

Estos van de inmediato al lugar a poner las cosas en orden, entonces los animales deciden rebelarse y luchar contra ellos.

Victoriosos, ven cómo sus enemigos humanos huyen del lugar. Tras la victoria, Snowball, que había aprendido a escribir y leer un poco, cambió en nombre de Granja Manor por Granja Animal.

Luego los cerdos les explicaron al resto que habían reducido los principios del Animalismo en solo siete simples mandamientos inalterables.

LOS SIETE MANDAMIENTOS

  1. Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
  2. Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es un amigo.
  3. Ningún animal usará ropa.
  4. Ningún animal dormirá en una cama.
  5. Ningún animal beberá alcohol.
  6. Ningún animal matará a otro animal.
  7. Todos los animales son iguales.

Entonces Snowball le dice al resto que se preparen para trabajar, sin embargo, es interrumpido por tres vacas que tenían las ubres doloridas.

Así que unos cerdos las ordeñan y sacan cinco cubos de leche. El grupo se preguntaba qué se haría con tanta leche, y Napoleón, lleno de confianza, gritó que no se preocuparan por eso. Ahora lo más importante era ir a trabajar.

Establecimiento del Animalismo en la granja 📜

¡Todos trabajaron muy duro! Incluso terminaron dos días antes que en los tiempos de Jones y sacaron la cosecha más grande de la granja.

Los cerdos no hacían trabajos físicos porque eran los más inteligentes y solo daban órdenes. En la cosecha no se desperdició nada.

Nadie robaba, nadie se quejaba de su ración de comida, nadie tenía envidia ni peleaba. Empezaron a ser felices.

Entre todos admiraban a Bóxer, un caballo que tenía la fuerza de dos caballos. También era el mejor trabajador.

Todos los domingos hacían la Reunión para planear las tareas de la semana y dar comunicados. En esas reuniones Snowball y Napoleón casi nunca estaban de acuerdo y siempre debatían.

Snowball hizo varios comités que fracasaron, excepto uno donde se instruía a los animales sobre la lectura y la escritura.

Snowball se dio cuenta de que las ovejas, gallinas y patos eran tan estúpidos que no podían memorizar los siete mandamientos. Así que después de meditar, los resumió todos en uno:

«¡Cuatro patas sí, dos pies no!».

Un día las perras Jessie y Bluebell parieron entre ambas nueve cachorros. Napoleón los separó de sus madres y se hizo cargo de su educación en secreto. Con el tiempo todos olvidaron que existían.

Un periodo después los animales se enteraron de que la leche se estaba mezclando con la comida de los cerdos. Y se estableció una ley de que todas las manzanas estarían destinadas a ellos.

Esto no fue bien visto. Por lo que Squealer, el cerdo más persuasivo, se reunió con los inconformes y les dio explicaciones.

En sus argumentos dijo que a ellos no les gustaban esos alimentos. Pero que estaba científicamente comprobado que mejoraban su salud mental. Y ellos siempre estaban pensando. Entonces, si no fuera así, cometerían errores y el terrible Jones tomaría la granja.

Escuchar estas últimas palabras fue suficiente para el resto y lo aceptaron.

Batalla del Establo de las Vacas 🐮

Muchas personas se enteraban de los sucesos que ocurrieron en la Granja Manor. Al principio pensaban que morirían de hambre, pero como no fue así, crearon rumores de que eran crueles y caníbales. Aunque se fueron disipando.

La canción de Bestias de Inglaterra se esparció rápidamente fuera de la granja y todos los animales la cantaban. Los animales de otras granjas se portaban mal y sus dueños tenían miedo.

Una tarde Jones junto con sus peones y seis trabajadores de otras granjas fueron a retomar la Granja Manor.

Snowball sabía que algún día volvería y ya estaba preparado para eso. Así que lideró a los animales y gracias a sus estrategias lograron vencer a sus rivales.

La batalla duró cinco minutos. Las consecuencias fueron la muerte de una oveja y una herida de Snowball por un disparo de la escopeta de Jones.

Después festejaron la victoria y Snowball y Bóxer recibieron la medalla «Héroe Animal, de Primer Grado». Y «Héroe Animal, de Segundo Grado» fue para la oveja muerta.

El grupo también encontró la escopeta de Jones y acordaron que la dispararían dos veces al año: una por el día de la rebelión y otra por esa batalla.

La batalla recibió el nombre de «Batalla del Establo de las Vacas».

Exilio del «traidor» Snowball 🔪

Con el tiempo Napoleón y Snowball comenzaron a demostrar más diferencias. Si uno decía que sembraran nabos, el otro sugería la siembra de heno.

Snowball tenía la idea de crear un molino y colocarlo en un punto favorable para generar electricidad y disminuir el trabajo de los animales, aunque Napoleón, como siempre, no estaba de acuerdo.

Para él lo importante era aumentar la producción de alimentos porque o si no morirían de hambre. Snowball decía que luego de tener listo el molino solo se trabajaría tres días a la semana.

Por tantas discusiones ambos hicieron un partido: «Vote por Snowball y la semana de tres días» y «Vote por Napoleón y el pesebre lleno».

Entre tanto ajetreo seguía presente el miedo de ser atacados de nuevo. Así que Napoleón quiso que los animales aprendieran a utilizar armas de fuego, pero Snowball dijo que lo mejor era enviar palomas a impulsar la rebelión en otras granjas.

En una de las tantas reuniones Snowball dio un discurso sobre los beneficios del molino que convenció a casi todos.

También te interesa leer  Resumen y análisis de Frankenstein o el moderno Prometeo

Pero algo increíble sucedió: Napoleón llamó a los nueve perros que estaba criando y les dio la orden de atacar a Snowball.

Snowball, con suerte, logró escapar de la granja.

Inmediatamente napoleón se hizo líder de la granja y puso nuevas reglas, como que se eliminaría las reuniones de los domingos.

Esto a nadie le gustó. Pero, como carecían de inteligencia, no pudieron protestar excepto cuatro jóvenes cerdos que fueron callados por los gruñidos de los perros de Napoleón.

Squealer, característico por ser persuasivo, convenció al resto de que todo estaba bien y que Snowball era un traidor criminal, a pesar de haber luchado en la Batalla del Establo de las Vacas.

Por último les dijo que si las cosas no fueran así, Jones podría regresar, y ellos no querían eso, ¿o sí?

Napoleón con Squealer y Minimus se convirtieron en la máxima autoridad de la granja. Y todos los cerdos tenían prioridad sobre el resto de animales.

Tres semanas después fueron sorprendidos al saber que Napoleón dio la orden de construir el molino.

Fue muy raro, pero Squealer era el encargado de disipar las dudas. Esta vez les dijo que Napoleón siempre estuvo de acuerdo con la construcción del molino.

Que Snowball le robó sus planos Napoleón , y todo el rechazo que expresaba era una estrategia para tener una oportunidad de atacarlo. El molino ahora iba a tardar dos años de construcción y tenía mejoras.

Por primera vez en la granja después de la rebelión la ración de comida sería reducida.

El Líder Napoleón y su «gobierno» ☠️

¡Todo ese año los animales trabajaron como esclavos! Se esforzaron mucho por construir el molino, dejando que la productividad de la granja decayera.

En el proceso de construcción se dieron cuenta de que les faltaban materiales como clavos o herraduras que no podían fabricar.

Como solución al problema, Napoleón, que había ordenado que lo llamaran «Líder Napoleón», comenzó a hacer negociaciones con los humanos para venderles cosas y comprar algunas que necesitaban.

También les dijo a las gallinas que era posible que empezaran a vender sus huevos.

Los animales quedaron perplejos porque esto iba en contra de su ideal de no relacionarse con los humanos.

Sin embargo, otra vez Squealer los persuadió diciéndoles que esa idea no estaba escrita en ningún lado. Snowball los había engañado. Con estos argumentos todos aceptaron.

Los cerdos se mudaron a la casa de Jones (en un principio acordaron que ningún animal viviría en ella).

Ante el asombro Squealer les dijo que los cerdos son los cerebros de la granja. ¡Necesitan descansar bien! ¿O no pensarán que trabajarán en un lugar sucio e incómodo?

Pero los cerdos no solo usaban la casa, también la cocina y dormían en la cama.

Algunos se molestaron y Muriel, la cabra que leía muy bien, y Clover, la yegua simpática y maternal, fueron a leer los siete mandamientos para recordarlos, ya que Clover sentía que decían algo sobre dormir en una cama.

Cuando Muriel leyó el cuarto mandamiento decía: «Ningún animal dormirá en una cama con sábanas».

Clover no recordaba que dijera «con sábanas». Pero como sus recuerdos eran muy pobres no le dio importancia al asunto.

Para calmar las cosas Squealer les recordó que ellos son los cerebros y que necesitan el mejor descanso, a menos de que quieran que Jones regrese.

Después de mucho trabajo el molino estuvo terminado. No obstante, días después se derrumbó por los fuertes vientos de una noche.

Al ver los escombros del molino, Napoleón acusó a Snowball. Diciendo que él había ido en la noche y lo derrumbó. Luego estableció una recompensa a quien lo matara.

La propaganda hacia Snowball y el heroísmo de Napoleón 🏅

Con el derrumbe del molino los animales se sentían desmoralizados. Comenzaron su reconstrucción, pero la nieve supuso atrasos y dañó los tubérculos que no fueron bien cuidados.

En la granja pasaban hambre (menos los cerdos) y los humanos comenzaban a decir que estaban recurriendo al canibalismo.

Napoleón no podía aceptar que siguieran hablando de esa manera. Por lo que engañó a Whymper, el intermediario comercial entre Granja Animal y el mundo exterior.

Para lograrlo los animales agruparon toda su comida en un solo sitio con el fin de que Whymper la viera. Este lo hizo y comenzó a decirles a sus colegas que en la granja no había escasez. ¡Allí abundaba la comida!

Napoleón dejó de ser visto con frecuencia, además de que sus perros actuaban como guardaespaldas. Todos sus comunicados eran dichos por Squealer.

Después de un tiempo firmó un acuerdo con Whymper para venderle cuatro cientos huevos semanales.

Las gallinas, enojadas, protestaron poniendo sus huevos en las vigas del granero para que se rompieran al caer al suelo.

Como castigo le quitaron la ración de comida y Napoleón puso una regla de que aquel que les diera algo sería ejecutado.

Su protesta duró cinco días. En el proceso murieron nueve gallinas, aunque la causa de sus muertes fue por coccidiosis, según los cerdos.

La negociación de los huevos tuvo éxito y Napoleón comenzó a hacer lazos comerciales con las granjas vecinas.

Por otro lado, Snowball se había convertido en un enemigo invisible para la granja. Todas las cosas que sucedían eran atribuidas a él. Por ejemplo, si se rompía una ventana, era porque Snowball lo había hecho escondido en la noche.

Squealer decía que Snowball era un espía de Jones. Y que en la Batalla del Establo de las Vacas tramó un plan para que Jones ganara.

Este plan habría tenido éxito, cuenta Squealer, si no hubiese sido porque Napoleón lo destruyera luchando con valentía.

Mientras que Snowball había huido del campo de batalla como un cobarde, Napoleón luchó y mordió el pie de Jones asegurando la victoria.

A Bóxer no le convenció esta historia. Dijo recordar que Snowball fue un gran camarada en la lucha, y que había recibido un impacto de bala.

A esto Squealer le dijo que todo era mentira. Snowball fingió todo. Incluso era un espía antes de la rebelión. Por la poca inteligencia de Bóxer, le cree.

Squealer, antes de irse, sembró incertidumbre en los demás y les dijo que tuvieran cuidado. Los cerdos creían que aliados de Jones y Snowball estaban entre ellos.

Napoleón después se otorgó a sí mismo la medalla de Héroe Animal de Primer Grado y Héroe Animal de Segundo Grado, por su «valiente actuación» en la Batalla del Establo de las Vacas.

Ejecución de los «espías» 💀

Cuatro días más tarde Napoleón, junto con sus rabiosos perros, reunió a todos los animales. Al estar todos reunidos les ordenó a los perros que agarraran a los cuatro cerdos que siempre protestaban en sus discursos.

Estos los tomaron por las orejan y comenzaron a sangrar. Napoleón les pidió a los cerdos que se confesaran.

Y estos dijeron que estaban aliados con Snowball y que una vez Snowball les había dicho que él era un espía desde antes de la rebelión.

Tras escuchar esas palabras Napoleón ordenó a los perros matar a los cuatro. Luego exigió a todos los animales que se confesaran ahora.

Tres gallinas, quienes habían impulsado la protesta de los huevos, dijeron que Snowball se había metido en sus sueños y las incitaron a protestar.

También fueron ejecutadas.

Luego gansos, cabras, ovejas y otros animales también confesaron y fueron asesinados por los perros. En la mayoría de las confesiones estaba involucrado Snowball.

Días después de la matanza todos se sentían más tranquilos. Aunque muchos recordaban un poco lo que decía el sexto mandamiento, pero no se atrevían a mencionarlo cerca de los cerdos o los perros.

Entonces Clover, nuevamente, le pidió a Muriel que leyera los mandamientos. Al hacerlo vio que el sexto decía: «Ningún animal matará a otro animal sin motivo».

La dictadura de Napoleón 🇻🇪

En el año trabajaron mucho más que antes, y a pesar de eso, no sentían que tuvieran más comida que en la época de Jones.

Sin embargo, Squealer les decía todos los domingos que la producción aumentaba cien, dos cientos y hasta ¡quinientos por ciento!

El problema era que los animales no recordaban bien cómo era antes de la rebelión.

A Napoleón se le empezó a ver cada quince días, siempre rodeado de sus perros y un gallo que cantaba a su paso.

Napoleón ordenó que la escopeta también se dispararía los días en los que él cumpliera año. Y desde ese momento era conocido como «nuestro Líder, camarada Napoleón».

Algunos cerdos le inventaban apodos tales como como «Padre de todos los animales», «Terror de la humanidad», «Protector del rebaño de ovejas», «Amigo de los patitos»…

E incluso Minimus le hizo un poema que dice:

Poema de Minimus a Napoleón
«¡Amigo de los desheredados! ¡Fuente de bienestar!

Señor de la pitanza, que mi alma enciendes cuando afortunado contemplo tu firme y segura mirada, cuál sol que deslumbra al cielo.

¡Oh, Camarada Napoleón! Donador señero de todo lo que tus criaturas aman —sus barrigas llenas y limpia paja para yacer—.

Todas las bestias grandes o pequeñas, dormir en paz en sus establos anhelan bajo tu mirada protectora.

¡Oh, Camarada Napoleón!

El hijo que la suerte me enviare, antes de crecer y hacerse grande y desde chiquito y tierno cachorrillo aprenderá primero a serte fiel, devoto, y seguro estoy de que éste será su primer chillido: ¡Oh, Camarada Napoleón! Lo mando a poner en las paredes del granero más un retrato suyo».

Entre otras cosas, el molino después de su reconstrucción recibió el nombre de Molino Napoleón. Y Squealer les dijo a los demás que Snowball nunca había ganado una medalla, solo fue un rumor.

La Batalla del Molino💈

En la granja comenzó a haber muchas confusiones. Una de ellas es que a veces se decía que eran enemigos del vecino x, y luego que siempre han mantenido buenas relaciones con x y que el verdadero rival era y.

Napoleón hizo un negocio con Frederick, un granjero de los alrededores, y le vendió una pila de troncos.

También te interesa leer  Resumen y análisis de El principito

Los cerdos se alegraron de su exitosa negociación hasta que fueron informados de que los billetes eran falsos.

En poco tiempo Frederick y su grupo invadieron la granja con escopetas y llegaron hasta el molino (que habían reconstruido con paredes el doble de gruesas). Hicieron un agujero en él y lo llenaron con dinamita.

Segundos después el Molino Napoleón dejó de existir.

Por la ira todos los animales fueron a luchar. Una vaca, tres ovejas y dos gansos murieron, y casi todos estaban heridos.

Pero lograron sacar al enemigo de sus tierras. Los animales, aunque heridos y desmoralizados, festejaron su «victoria» días después.

La lucha recibió el nombre de «Batalla del Molino» y Napoleón creó una nueva condecoración, la «Orden del Estandarte Verde», que se otorgó a sí mismo.

Los cerdos, alegres, bebieron el whysky que encontraron en la casa de Jones. Napoleón se emborrachó.

Pero Squealer les dijo a los demás que estaba muriendo porque Snowball lo había envenenado. Entonces Napoleón puso una regla de que todo animal que bebiera alcohol moriría. En la noche se recuperó como si nada hubiese pasado.

A Napoleón le gustó el licor y le pidió a Whymper que le trajera información sobre la destilación. Pronto los animales comenzaron a plantar cebada.

Esto sonaba rarísimo, pero lo peor es lo que sucedió una noche; un evento inexplicable para los animales.

Escucharon un fuerte ruido y cuando llegaron al lugar, encontraron a Squealer en el suelo con una escalera rota sobre los mandamientos y herramientas para escribir.

Nadie entendió qué sucedía. Así que simplemente lo auxiliaron.

Al día siguiente Muriel leyó los mandamientos, y el quinto decía: «Ningún animal beberá alcohol en exceso».

Decadencia y muerte de Bóxer 🐴

Bóxer está pronto a retirarse. Aún sigue herido por la Batalla del Molino, pero quiere continuar y darlo todo antes de jubilarse.

Las raciones de comida disminuyeron más y Squealer les decía que estaban mejores que en la época de Jones.

Napoleón se hizo más dictador. La cebada y cerveza estaba destinada solo para los cerdos y puso una regla de que si está caminando un cerdo y viene otro animal, el animal debe apartarse del camino.

A pesar de que la comida seguía reduciéndose, los cerdos engordaban y gozaban de felicidad.

Napoleón hacía desfiles, eventos, celebraciones y recordaba todas las hazañas de la granja. A muchos animales les parecía una pérdida de tiempo, pero se entretenían y esto les hacía olvidar que tenían el estómago vacío.

Se dijo que habría un presidente en la granja, y el único candidato era Napoleón. Así que… ganó.

Descubrieron más evidencias de la «complicidad» de Snowball con Jones. Squealer decía que además de intentar que ganaran los humanos, también los había liderado y gritaba «¡viva la humanidad!».

La herida que muchos recordaban, fue una mordida del mismísimo Napoleón.

Los animales estaban desnutridos. Un día Bóxer se cayó mientras estaba trabajando y quedó en mal estado.

Ante esto Squealer dijo que lo atendería un veterinario. El resto de animales no quería que Bóxer fuera atendido con un humano en ese estado. No obstante, Squealer dijo que era lo mejor y así sucedió.

Cuando se lo estaban llevando Benjamín, el burro de poco genio, alertó a los demás y le dijo que el vehículo donde subieron a Bóxer tenía escrito:

«Alfredo Simmonds, matarife de caballos y fabricante de cola, Willingdon. Comerciante en cueros y harina de huesos. Se suministran perreras».

Los animales comenzaron a perseguirlo para detenerlo, aunque sin éxito. Tres días después Bóxer murió.

Squealer contó que vio a Bóxer decir sus últimas palabras y en ellas mencionaba la generosidad de Napoleón.

También les explicó que el escrito que vieron en el carro era un error. Se debía a que el veterinario había comprado el carro al descuartizador y aún no borraba esas letras.

La nueva Granja Manor 🏠

Pasaron años y los animales olvidaron cómo era la vida antes de la rebelión excepto Clover, Benjamín y Moses.

Otros animales murieron, incluso Jones, nadie se había jubilado y Snowball había sido olvidado. La granja era próspera y organizada.

Era más grande, con nuevos edificios y contaba con una trilladora y un elevador de heno. La granja se enriquecía, pero no sus miembros, a excepción claro de los cerdos y perros.

El evento más inimaginable fue cuando Clover vio a Squealer caminando en dos patas, y después a un grupo de cerdos haciendo lo mismo desfilando.

Luego los animales observaron a Napoleón con un látigo. Esto era inconcebible, pero cuando todos iban a protestar un grupo de ovejas (que Squealer se había llevado a parte en un momento) comenzaron a gritar:

«¡Cuatro patas sí, dos mejor!».

Otro suceso impresionante es que en la pared del granero no había otro mandamiento excepto uno nuevo. Este decía:

«TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES, PERO ALGUNOS ANIMALES SON MÁS IGUALES QUE OTROS».

Después todos los cerdos utilizaban látigos, la radio, ropa de Jones, querían instalar un teléfono y Napoleón fumaba una pipa.

Un día llegaron unos granjeros a recorrer la granja. En ese momento los animales no sabían si temerle más a los cerdos o a los humanos.

Esa misma noche los animales escucharon ruidos y música desde la casa de Jones. Cuando fueron a investigar vieron cómo una docena de cerdos y humanos socializaban jugando a los naipes.

Pilkington hizo un brindis recalcando las cosas buenas de la granja (para los humanos era asombroso ver cómo los animales estaban peor alimentados y eran tan eficientes).

Napoleón también hizo uno contento por los lazos que se estaban formando. Todas las propiedades de la granja estaban a su nombre y le pertenecían a los cerdos. También cambió el nombre de Granja Animal al original: Granja Manor.

Clover intentó ver qué había de raro en el rostro de los cerdos, pero no pudo. Los animales, tristes, se dispusieron a regresar al granero cuando volvieron a escuchar ruidos en la casa.

Al regresar vieron a todos discutiendo y armando un alboroto porque habían encontrado dos ases de diamante. El libro termina con el siguiente párrafo:

Los animales asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.

Análisis de Rebelión en la granja 👀

El análisis de este libro lo haré basándome en aquello que más conozco: la situación actual en Venezuela 🇻🇪 de junio de 2019.

Es cierto que el libro tiene otro análisis más profundo, como que el sueño de Mayor hace referencia al Manifiesto comunista de Karl Marx, o que Bóxer representaba a los obreros rusos y el señor Pilkington a Estados Unidos y al Reino Unido. Sin embargo, no soy conocedor del tema.

Así, pues, mi análisis estará relacionado con la situación de Venezuela. Antes de empezar quiero recalcar que este libro debe ser complementado con 1984, del mismo autor. Ambas obras son una delicia y describen muchas cosas que suceden en nuestro país.

Inicio el análisis diciendo que después de la rebelión vemos cómo Napoleón y Snowball siempre están debatiendo y nunca llegan a un acuerdo. Esto mismo sucede con la oposición y el chavismo.

Pero eso es lo más básico. Vamos a seguir analizando.

Cuando Napoleón exilia a Snowball de la granja inmediatamente me recordó cuando Maduro, presidente de Venezuela, «desaparece» a sus enemigos y los saca del país, o en otros casos, los coloca presos como hizo con Leopoldo López.

La persuasión de Squealer es muy interesante. Cada vez que sucede algo en la granja él se reúne con el resto de animales y los convence de que todo está bien.

Esto en parte se debe a que los animales son estúpidos y no pueden comprender muchas cosas. Y eso, amigo mío, es justo lo que quiere el gobierno: un país con personas poco inteligentes.

Nuestra educación es mediocre, y es porque el gobierno así lo quiere. Cuando los apagones nacionales eran más frecuentes se perdieron muchos días de clases.

Casi nunca hubo y los estudiantes pasaron semanas sin ir a estudiar. Pero no solo eso, también fue imposible aprender de forma autodidacta, ya que no había ni luz ni internet.

Cada vez que el gobierno puede, suspende las clases. El motivo puede ser una estupidez como la muerte de Chávez. En Venezuela es frecuente no tener clases. Sin olvidar lo mal remunerado que son los profesores y las pésimas condiciones de las instituciones.

La educación en Venezuela debe ser mediocre para que nuestros gobernantes aseguren su permanecía, y puedan persuadirnos cuando quieran.

Con respecto a lo que diré a continuación pido que no me cataloguen como racista o egocéntrico. Pero la mayoría de las personas que apoyan al gobierno son feas, estúpidas, de piel negra y viven en barrios.

Y no es que yo sea David Beckham. Es solo que es común que tengan cicatrices en sus cuerpos a causa de una apuñalada, les falten dientes, estén desnutridos, huelan mal… ¡y sus vocabularios son terribles!

Sin duda son estúpidos, porque aun en sus penosas condiciones, siguen siéndoles fieles a su partido.

Si lo piensas bien esto está relacionado con la inteligencia que tienen esas personas. Muchas ni siquiera saben encender una PC o navegar por internet (no exagero).

Como son (me da pena decirlo) estúpidos, son fáciles de convencer. Los barrios venezolanos están entre los más peligrosos del mundo, y no es casualidad, de que en los barrios más peligrosos abunde el chavismo.

Continúo diciendo que Napoleón, Squealer, Minimus y los cerdos tienen prioridad sobre los otros animales. En general, todos los cerdos serían los chavistas en Venezuela.

Esas personas de nuestro país, por su condición favorable al gobierno, tienen beneficios sobre el resto de personas opositoras.

Claro, no son todos, porque si fuera así no habría chavistas desnutridos. Pero hay gran parte de la población que es privilegiada por pertenecer al PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela).

Estas personas adquieren, sin trabajar, electrodomésticos nuevos como neveras, televisores, aires acondicionados y un montón de cosas que no son adquiribles por el común de la gente.

También te interesa leer  Resumen y análisis de Un mundo feliz

Por ejemplo, en Venezuela hay algo que se llama Consejo Comunal, que es un grupo de personas que «sirven» a la comunidad.

A estos Consejos Comunales el estado les envía cosas para que las distribuyan en la comunidad, pero ¿crees que sucede así? Nah.

Si vas a la casa del presidente del Consejo Comunal de mi barrio, pensarás que es un doctor, abogado, ingeniero… por la cantidad de aparatos nuevos que tiene y las buenas condiciones de su hogar.

Ese presidente que tenemos ni siquiera se graduó en la universidad. Sin olvidar que tampoco trabaja ni tiene negocios.

Así suceden las cosas en nuestro país, solo que en vez de llamarse «cerdos» se les conocen como «enchunfados».

Los enchunfados son aquellos que pertenecen al PSUV y que gracias a ello se ven beneficiados por las oportunidades favorables que tienen de robar. En Venezuela hay enchunfados más enchunfados que otros, y pueden adquirir muchas riquezas como vehículos, comida, medicina, electrodomésticos…

Continuemos. Ahora mira algo que coloqué en el resumen:

«Por primera vez en la granja después de la rebelión la ración de comida sería reducida».

Venezuela en un momento fue una potencia mundial por encima de Estados Unidos. Y desde que Chávez entró al poder, en 1998, nuestra economía ha ido en declive.

De hecho, en el 2002 hubo una gran crisis de desempleo en el país. Este declive que estamos viviendo no sube ni un poco.

Algo que me dio risa es que Napoleón exige que le llamen Líder Napoleón. Y Chávez, cuando aún estaba vivo, colocó una ley de que cualquier persona que fuese presidente de Venezuela obtendría el cargo de Comandante en Jefe, el cargo militar más alto de la nación.

Cuando los cerdos cambian la primera regla, de inmediatamente nos puede llegar a la cabeza los recuerdos de las tantas veces que el gobierno ha cambiado la ley a su favor.

Por ejemplo, estableciendo la Constituyente, los retrasos que sufrimos de las elecciones recientes y los seis años de duración de un presidente.

Me causo disgusto ver cómo Napoleón engañó al comerciante Whymper para que los humanos no conocieran la verdadera situación de la granja.

Eso sucede aquí. Este mismo año, 2019, integrantes de la ONU vinieron al país con el fin de conocer la situación en vivo.

Y el gobierno acondicionó todos los sitios donde iban a estar para que pareciera una maravilla, y de verdad, se veían muy bien.

Algo que te quiero contar es que a veces tengo clientes de España que me preguntan cómo es vivir en Venezuela. Antes de responderles siempre les pido que me cuenten qué saben ellos para saber cuánto conocen de la situación actual.

¡No saben nada! Todo lo que me dicen es de risa. Las descripciones que me dan son de una Venezuela del 2013.

Esto me lleva a creer que el gobierno venezolano hace un esfuerzo enorme por ocultar la verdad.

¡El mundo exterior no sabe qué tan grave es la crisis en Venezuela!

En el momento en el que las gallinas protestan, Napoleón les quita su ración de comida y pone una ley muy dura. Esto mismo es algo similar a lo que ocurre en el estado Zulia.

Zulia es conocido por ser un estado rebelde contra del PSUV. Allá se ven las manifestaciones más intensas de todo el país, y por el comportamiento de los habitantes de ese estado son «sancionados» por el gobierno.

Obvio, no lo dicen públicamente. Pero en Zulia se vive una crisis peor que en muchos estados. Allá hay cortes de luz por varias horas seguidas, cuentan con una gran escasez de alimentos y medicinas, su internet no les permite abrir una simple página y otro montón de cosas nefastas.

Lo que más me hizo sentir rabia es ver cómo convirtieron a Snowball en un enemigo para la granja. Cualquier cosa que sucedía era culpa de él, y ese cerdo desde que lo corrieron más nunca regresó.

En Venezuela hay muchos enemigos invisibles causantes de todos los problemas y la crisis. Entre ellos se encuentran el gobierno del presidente Donald Trump, la guerra económica, los narcotraficantes colombianos, el gobierno de Colombia

Todos ellos tienen la culpa de nuestras desdichas. En el mes de mayo hubo escasez de gasolina en el país con las reservas de petróleo más grandes del mundo, y ¿sabes quién fue el culpable? ¡¡¡Trump!!!

¡Estados Unidos es el causante de la escasez de petróleo!

Lo que diré a continuación no me enfadó, solo me causó tristeza: todos los animales trabajaron como esclavos, y a pesar de eso no se sintieron mejor en la época de Jones, pero Squealer iba todos los domingos a contar cuánto había aumentado la producción de comida.

Ignoro cómo se hacen las cosas en otros países, pero en Venezuela hay Cadena Nacional unas cinco veces a la semana. Y en todas ellas vemos a Maduro y a los cerdos (enchunfados) contando todos nuestros «avances» en producción de cualquier cosa.

Según ellos, ¡Venezuela es un país que produce de todo!

Jajajaja esto sí me mató de la rabia, y es cuando Napoleón ordena disparar la escopeta el día de su cumpleaños, así como Maduro hace una gran celebración el día de la muerte de Chávez (cabe destacar que no hay clases ese día).

Y si lo anterior de mató de rabia, esto me enterró cien metros bajo el suelo:

«Algunos cerdos le inventaban apodos tales como “Padre de todos los animales”, “Terror de la humanidad”, “Protector del rebaño de ovejas”, “Amigo de los patitos”».

En Venezuela a Maduro sus cerdos le dicen «El presidente obrero», «El presidente de la paz» o «El hijo de Chávez». Pero solo sus cerdos, eh. Ningún ciudadano (que no sea enchunfado) le dice de esa manera.

La mayoría lo apoda como «Maburro», aunque creo que suena mejor «Napoleón» o «cerdo», ¿qué opinas?

Cuando todos los animales encontraron a Squealer en el suelo, junto a una escalera rota y lápices bajo los mandamientos, ninguno comprendió.

A pesar del descaro, nadie protestó. Esto se debe a la estupidez de los animales. Aun así es lo mismo que sucede aquí.

Nosotros sabemos que nuestros gobernantes son corruptos, pero no hacemos nada por ello más que hacer marchas y protestas de unos cuantos días.

Las raciones en la granja van reduciéndose cada vez más, y los cerdos siguen engordando y siendo felices. Yo te apuesto un trozo de torta (🍰) a que maduro pesa más de 85 kg.

Napoleón con frecuencia comenzó a hacer eventos, desfiles, celebraciones y a recordar las hazañas de la granja, todo con el fin de que los animales se olvidaran que tienen el estómago vacío.

En Venezuela no hay esas cosas, pero sí Bonos de la Patria, colas, idas de luz, escasez de gasolina… todo con el fin de tener la mente pensando otra cosa que no sea en nuestra pobre alimentación.

Por último, todas las propiedades de la granja estaban a nombre de Napoleón y también le pertenecían a los cerdos, pero no al resto de animales.

En Venezuela hay algo que se llama expropiación. La expropiación consiste en que el gobierno le quita las propiedades a las empresas privadas y las pone a su nombre.

Así, en el país hay muchísimos negocios y empresas que son del gobierno, y también les pertenecen a los enchunfados.

No es raro de que Maduro y sus cerdos tengan millones de dólares guardados en cuentas bancarias extranjeras.

Conclusiones de la novela Rebelión en la granja ✅

Rebelión en la granja nos muestra algunos puntos clave para crear y mantener una dictadura. Entre ellos están:

  • ciudadanos poco inteligentes
  • mentiras (la producción está creciendo)
  • creación de miedo (los perros)
  • reconocimientos a sí mismos
  • chantaje (si no aceptan Jones podría regresar)
  • enemigo invisible (Snowball es culpable de todo)
  • distracciones (festejos, celebraciones…)
  • obtención de propiedades (la casa de Jones)

Todas estas acciones son pilares para las dictaduras. Y un caso claro de esto es la situación actual en Venezuela.

Como pudiste notar en el análisis, hay muchas similitudes entre el libro y mi país. Por eso Rebelión en la granja es una novela que todas las personas deben leer.

Este tipo de libros aportan un valor muy grande a nuestros conocimientos. Considero que deben ser lecturas obligatorias en las instituciones educativas para preparar a los ciudadanos para el futuro.

De esa forma, quizá, podríamos vivir en un mundo más feliz.

Se lo recomiendo a personas mayores de quince años para fomentar el conocimiento. Es muy corto y entretenido. El tiempo que podrías tardar en leerlo es el siguiente:

  • comedores de libros: de 1 a 2 días
  • personas más normales: de 2 a 5 días
  • personas ocupadas: de 5 a 8 días

Si no entiendes algo del libro, lo mejor es que preguntes su significado. Lo puedes hacer incluso en los comentarios de este resumen.


¡Y ya está! Eso es todo el resumen y análisis de Rebelión en la granja. Bastante largo, ¿no? Lo siento, no pude hacerlo más corto. El problema es que es un libro muy complejo que cuenta con muchos detalles.

Obviarlos en el resumen dejaría cosas inconclusas. Además, quise hacer el mejor artículo en español en internet.

Quiero, con este artículo, que una persona pueda comprender todo lo que sucede en la historia sin necesidad de leerlo (aunque es preciso que lo hagas).

Me divertí mucho haciendo el análisis para comprender las similitudes con Venezuela. Estoy muy interesado en conocer tu opinión sobre el mismo.

Si quieres opinar algo déjalo en los comentarios. Me encantaría debatir sobre este libro y conocer otros puntos de vista.

¡Te espero más abajo!

Resumen y análisis de Rebelión en la granja
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Cerrar menú