Como dije en el artículo anterior: en Venezuela la redacción web es una profesión muy desconocida. Entre las preguntas que más me hacen las personas están «¿para quién trabajas?» y «¿te pagan por eso?», y la respuesta es sí. Me pagan por eso.

Pero ¿de dónde nace la importancia de contratar a un redactor?, ¿por qué me pagan y para quién trabajo? Esto lo voy a responder a continuación.

¿De dónde nace la importancia de contratar a un redactor?

En internet hay decenas de maneras de ganar plata, y no exagero, eh. De verdad hay muchas. Sin embargo, en todas, o la mayoría, hay un requisito indispensable: crear una página web y posicionarla.

El posicionamiento de un sitio web depende de más de doscientos factores, así que no es fácil. Uno clave es el texto. No me voy a adentrar en esto, por eso te lo explicaré rapidito.

Google (y cualquier otro motor de búsqueda) lee todos los artículos publicados en la red. Luego, basado en sus criterios, determina la posición de cada uno en su listado de resultados.

El contenido escrito es muy importante porque los motores de búsqueda lo entienden con mayor facilidad. Por ejemplo, Google entiende mejor qué tan bueno es un texto que un vídeo o una imagen. Esto se debe a que la tecnología no es lo suficientemente avanzada.

En conclusión, el texto es un factor importantísimo para posicionar un sitio web. Cuando la página alcanza un buen posicionamiento, ganar dinero es fácil. Lo difícil es aparecer en los primeros resultados de búsqueda.

Con una página bien posicionada puedes vender productos, servicios, publicidad, datos y todo lo que se te ocurra que genere ingresos.

Como referencia piensa que si tu página recibe unos sesenta mil usuarios al mes, podrías estar ganando más de 1000€. Suena tentador, ¿no?

Pero tú no eres el único al que le parece genial la idea. ¡Hay millones de personas intentando ganar esa cantidad de dinero! Por eso es complicado lograrlo.

Tienes que tener claro que el texto no es lo único que ayuda, aún quedan, al menos, ciento noventa y nueve factores más. ¿Ya ves por qué es importante contratar a un redactor? Bueno, te lo resumo:

Un webmaster no puede perder mucho tiempo escribiendo sus artículos, porque estaría en desventaja. Como mínimo una web necesita al menos unos quince post de mil palabras cada uno para tener relevancia.

Nota:
Esto es un dato de referencia. Hay nichos que necesitan más artículos. Pero en promedio, meterle quince mil palabras a una web, si el nicho es pequeño (sillas de madera, pilas recargables, micrófonos, etc.), no está mal.

Quince mil palabras representan unos quince días de trabajo. Este tiempo es mejor utilizarlo en otras cosas como conseguir nuevas palabras clave, enlaces, mejorar el On Page, hacer redirecciones… y otro montón de cosas más.

Debido a la rentabilidad que tiene hacer una página web los webmaster se enfocan más en el aspecto SEO, mientras que sus redactores se encargan de crear el contenido.

Yo, por ejemplo, tengo clientes que me han pagado 600€ y 800€, pero sus sitios hoy en día dejan más de 1000€. O sea que con un mes ganan toda la inversión.

Otro motivo de contratar a un redactor lo explica un viejo refrán: «Al César lo que es del César».

¿Para quién trabaja un redactor digital?

Un redactor digital no necesariamente tiene que trabajar en una agencia. De hecho, la mayoría son freelance y consiguen trabajos en grupos, páginas, por medio de recomendaciones…

Lo común es trabajar para un webmaster, una persona como tú o yo, que se dedica a hacer páginas web. Así de simple.


¡Y ya está! Con esto respondo dos preguntas que me hacen muchísimo. Si tienes alguna otra duda déjala en los comentarios para responderla en otro artículo.

Deja un comentario

Cerrar menú